Mobile World Congress 2012. Día 1. | Juegos Android, noticias, análisis y artículos

lunes, 27 de febrero de 2012

Mobile World Congress 2012. Día 1.

AVISO. Esta entrada se ha escrito a pachas con David Álvarez de Androzoider, Gamezoider y cualquier otro vicio acabado en Zoider. Si ya habíais pensado que ésto era un copiapega que os sonaba de otro blog, mala suerte.

Por fin ha llegado la fecha que todo friki-yonki de lo smartphone estaba esperando, salvo que lo suyo sean las manzanas mordidas. Barcelona acuna a una cantidad ingente de compañías relacionadas con el mundo de la telefonía móvil en todos los campos inimaginables, bajo el nombre del Mobile World Congress. Teniendo en cuenta que aquí somos más de juegos y no es que abunden allí precisamente, durante estos días se ve uno obligado a ampliar las miras y hablar más de los cacharrejos que soportan nuestro vicio favorito.

Durante esta primera jornada oficial, el primer golpe lo ha dado Huawei, y de qué manera. Desde el impresionante caballo fabricado con teléfonos de la compañía, todo ha sido cuidado hasta el mínimo detalle. En un stand impresionante e inmaculado la serie Ascend, junto con el conocido Honor, desfilaban ante nuestros ojos con unas características de impresión. La joya de la corona fue el Huawei Ascend D Quad, un monstruo de cuatro núcleos en una pantalla de 4,5 pulgadas. Cuando se ponen a abrir negocios de todo a cien son unas máquinas preocupantes, pero asusta más saber que los smartphones se le dan igual de bien, o mejor.

El siguiente en ser visitado fue LG. Los coreanos siempre han sido pioneros en el mundo Android. Pusieron el primer doble núcleo a la venta y volvieron a liarla al ser los primeros con pantalla 3D, pero ésta vez no han conseguido llenarme. No es por la variedad que mostraron, que fue amplia, sino porque no sorprendieron. Primero vimos el Optimus Vu, una suerte de competidor para el Samsung Galaxy Note de dimensiones extrañas y diseño desafortunado. También estaba una revisión del Optimus 3D y la nueva serie L -L3, L5 y L7-, que vienen a cubrir la gama baja y media con terminales que se quedan en apropiadamente correctos. La apuesta más fuerte fue el Optimus 4X HD, con unas características impresionantes sí, pero que en una sencilla prueba de stress petó de forma vergonzosa. Puede que se trate de un hecho puntual, pero las reticencias sobre la estabilidad de los smartphones de LG volvió a sobrevolar como una perversa sombra sobre la Fira.

Finalizamos la visita con dos compañías que, por lo distintos de sus propuestas, merecen ser mencionadas. Primero Fujitsu, la de los aires acondicionados, con sus smartphones digamos, curiosos. Android 2.3 para adefesios de más de cuatro pulgadas y cámaras de 13 megapíxeles. Los materiales parecían ser escogidos por una compañía rival pero eso sí, se sienten en el agua cómodos como David Meca pero sin esas marcas del sol.

Alcatel, sin embargo, sigue con su política low cost y su repertorio Android aspira a una gama más baja una figura de acción de Joselito. A pesar de que su terminal más generoso, el Alcatel One Touch 995 Ultra, calza una pantalla de 4,3 pulgadas y un procesador de un sólo núcleo a 1,4 Ghz la impresión general es que ésto huele a carne de prepago.

Con las horas que son y, llevando desde las 5 y media de la mañana circulando por la península Ibérica, hemos dejado compañías y asuntos más importantes para mañana, que lo afrontaremos con un Colacao entre pecho y espalda y un olfato más afilado.